Esperanza, Podemos y la coherencia socialista

El más reciente tema de conversación política en España tiene que ver con un video de Podemos. Una persona española que parece estar en Inglaterra cuenta por qué tuvo que migrar y hace campaña por la organización izquierdista y populista de Pablo Iglesias. La denomino populista porque sus propios dirigentes no han renegado de ese calificativo y por el contrario, lo reivindican.

Explica Esperanza – así se llama – que sus compañeros de ahora, y los que tenía en Utrecht, le apremiaban a que no volviera a España. Basan su recomendación en las oportunidades existentes en esos países,  en lo duro que es salir, y en las facilidades que hay de financiamiento, a su vez ausentes en España.

Confieso que me hizo caer en la cuenta Daniel Lacalle (@dlacalle), un economista español que promueve el liberalismo económico. Esperanza apoya un proyecto en España que propone exactamente lo contrario que ella ha encontrado fuera. ¿Qué ha encontrado allá y realmente porqué se ha ido a esos sitios? Pues libre mercado, inversión, respeto a la propiedad, tanto privada e intelectual, libre circulación, promoción del mérito, competencia y competitividad. Justo los valores contrarios al contenido del programa de Podemos, ese que ella quiere para España.

Como dijo Lacalle: Esperanza quiere que en España se imponga ese modelo para no tener que volver y quedarse donde sí hay libertad y oportunidades. ¿Porqué no irse a Irán, o Venezuela, o Corea del Norte, o Cuba a desarrollarse profesionalmente?

la-habana-20

Recordé de inmediato una conversación en una cena con mis socios autónomos, como yo, en Venezuela, por allá por el año 2002. El régimen chavista tenía apenas 2 años en el poder. Eran los primeros años de imposición del modelo chavista que ha hecho retroceder tanto a ese país. A la postre, uno de mis socios y colega de profesión era ardiente defensor de Chávez y su propuesta. Un amigo de éste, también médico, cenaba con nosotros y empezó un encendido discurso elogiando los grandes logros y avances de la medicina cubana y del sistema sanitario cubano.

Fervientemente mencionaba los excelentes y asombrosos resultados del sistema de salud cubano. Eran “unos resultados impresionantes”, decía. Yo lo oía con escepticismo. Nunca he sido admirador de la revolución cubana ni de sus “logros”.

independence-hall

Pues bien, en la misma conversación nos hizo saber que estaba a punto de ir a Filadelfia a completar su especialización en medicina interna. Justo en ese momento lo entendí todo: Cuba y su sistema sanitario son impresionantes, pero prefieres especializarte en los abominables y capitalistas Estados Unidos de América. No en La Habana. Muy coherente todo.

Como Esperanza.

 

 

Leave a Comment

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE