Los médicos de familia y la especialidad de urgencias

En una entrada de un blog de un médico de familia, éste afirmaba que su especialidad debería llamarse Medicina de Familia y Urgencias, dado el gran número de horas que había pasado, durante su formación especializada, en el área de urgencias. Para ello se valía del cálculo de horas dedicadas a guardias en Urgencias y su rotación por el Área de Urgencias.
El tema tiene vigencia porque recientemente el Ministerio de Sanidad ha propuesto la especialidad de Medicina de Urgencias, junto con otras 2 más. Inmediatamente hubo revuelo en el ámbito de la Medicina de Familia, y la presión de este conglomerado profesional llegó a tanto que el Ministerio decidió dejar a Urgencias como especialidad secundaria o super-especialidad, requiriendo el completar una especialidad previa – ¡Oh! ¡Sorpresa! entre ellas medicina de familia -, para poder optar a la especialización en Urgencias.
Esto no es más que buscar excusas para que se termine de reconocer, a mi manera de ver erróneamente, que los médicos de familia pueden ejercer como especialistas de Urgencias. Todo esto ahora que el Ministerio propone la especialidad de medicina de urgencias y medicina de Familia ve peligrar una de sus fuentes de trabajo.
El que se haga guardias de urgencias no califica para ser especialista en urgencias y, seamos honestos, no son los médicos de familia los más preparados para atender urgencias inmediatas a menos de que se dediquen a estudiar bastante más de lo que lo hacen normalmente.
No hay que enfadarse: Tampoco es el espíritu de la especialidad de familia el dedicarse a atender urgencias. Por el contrario, un médico de familia debería lograr que ninguno de sus pacientes atendidos como médico de cabecera se conviertan en urgencia, porque para eso está “pendiente” de ese o esa paciente.
Es cierto que el sistema, con sus obligaciones sanitario-administrativas, impide que esto sea así, pero ese es otro tema.
Si contara todas las guardias que hice en urgencias no sería internista sino médico de urgencias y medicina interna, y tampoco lo aceptaría porque para empezar no estoy seguro de que urgencias debiera existir como especialidad, pero igual estoy seguro de que no son los Familia los que la deban ejercer.